Asistencia para el transporte

Una parte importante de la misión de CAFA es asegurarse de que los niños que necesitan tratamiento y rehabilitación para las cicatrices de quemaduras puedan acceder a ello. El programa de transporte ayuda específicamente a los niños sobrevivientes de quemaduras que tienen mayor necesidad y que acuden a la clínica ANIQUEM. Como no hay otro lugar en el Perú que ofrezca rehabilitación completa e integral para las cicatrices de las quemaduras, los niños de todo el Perú pueden necesitar viajar grandes distancias para obtener ayuda en ANIQUEM.

 

Los diversos tratamientos requieren que los niños y un cuidador vuelvan a la clínica con regularidad. Desafortunadamente, con un gran porcentaje de familias que viven en la pobreza o la pobreza extrema, el pasaje de autobús incluso dentro de la ciudad se convierte en una carga financiera.

 

Nuestro programa de transporte apoya a los niños de este grupo socioeconómico. Para aquellos que viven en Lima y sus alrededores, se proporciona boletos de tránsito para el niño y un cuidador por cada visita a la clínica. En muchos casos, también se proporciona dinero para alimentos. Para quienes deban viajar a Lima, se brindan pasajes en buses desde la ciudad de donde vienen. Por lo general, estos niños deben venir hasta por una semana, tres o cuatro veces al año para recibir tratamiento. El programa de transporte también ayuda con el alojamiento y la alimentación de los pacientes y sus cuidadores durante su estadía en Lima.

 

En el 2020, el número de visitas de pacientes disminuyó drásticamente debido al cierre forzoso de ANIQUEM, durante dos meses, debido a la pandemia. Con la clínica abierta en 2021, ahora más niños que nunca están siendo aceptados en el programa de transporte, aunque cada niño está programado para venir con menos frecuencia a la clínica.

Las medidas de seguridad debido a COVID han significado que la disponibilidad del servicio de autobús desde fuera de Lima haya disminuido mucho y para CAFA los costos por viaje están aumentando.

Einer

Einer tiene ocho años y vive con sus abuelos en Huánuco. Una mañana, a principios de abril de 2021, él estaba viendo a su abuelo trabajar reparando zapatos, para lo cual estaba usando un líquido inflammable; cuando Einer se acercó demasiado, fue envuelto por una repentina explosión de llamas del fuego. Sufrió quemaduras en la cara y la oreja y fue ingresado en el hospital durante dos semanas. A pesar de que está en tercer grado de educación, debido al cierre por el COVID y la falta de educación formal durante el año pasado, Einer no puede leer ni escribir. Ahora se ha mudado a Lima para vivir con una tía quien puede ayudarlo más con su educación.

Ruth

Cuando tenía 2 años, en diciembre de 2019, Ruth estaba sentada en su cocina junto a un fuego para cocinar, cuando empujó la leña al fuego una olla con agua hirviendo cayó sobre ella. Como resultado, estuvo hospitalizada durante casi dos meses en Lima. Vive con su madre soltera y su hermana, y vienen desde Ica, cinco horas al sur de Lima en bus. Tienen muchos problemas económicos; sin embargo, a los tres años Ruth es una niña alegre que hace amigos fácilmente y le encanta participar en actividades cada vez que viene a ANIQUEM. Durante la pandemia de Covid, el transporte interprovincial ha sido difícil, pero nuestra trabajadora social ha estado en contacto y CAFA ha podido ayudar a la familia con algo de dinero para la compra de alimentos (ver foto). Ruth pronto regresará a ANIQUEM para algunas nuevas prendas de presión y la terapia necesaria.

Barrios
Transport
web transport 4
web transport 1
web transport 5
web transport

Redes Sociales

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

Amigos Canadienses de Aniquem - Corporación para el desarrollo de la salud

cafa@friendsofaniquem.org

©2018 by CAFA/KtM/Wix